¿Te Estás Comunicando Suficiente Con Tu Lista De Contactos?

Muchos de vosotros, probablemente, diríais que no os estáis comunicando con vuestra lista con la frecuencia que deberíais. ¿Por qué podríamos decir que no os comunicáis con más frecuencia?

Quizás habrás pensado: «No tengo una lista lo suficientemente grande como para comunicarme con ella». O, «No sé qué decir«. O «Pensarán que soy un vendedor demasiado agresivo».

Todas ésas son respuestas muy comunes, y están limitando el crecimiento de tu negocio. Por eso puedo sugerirte las siguientes recomendaciones:

 

Mantente en contacto con tu lista.

Hay tantos beneficios en estar en contacto con tu lista – de hecho, hay más beneficios para mantenerte en contacto con tu lista de contactos, que para no hacerlo.

Tus clientes potenciales y actuales necesitan saber de ti, y necesitan saber de ti «A MENUDO«.

Es imperativo que estés conectado con tu lista de forma regular para que puedas establecer familiaridad, construir relaciones, permitir que tu lista sepa que estás vivo y bien, y que estás teniendo clientes.
Y, por supuesto, cuando te comunicas con tu lista, tu objetivo número uno es dar primero valor.

En este artículo, me referiré a la respuesta más común que escucho, que es: «No sé qué decir”. Y te daré algunas ideas de cómo determinar la forma de hablar con tu listado de contactos en una base más regular.
Si no sabes qué decir, empieza primero por hacerte estas preguntas:

  • «¿Cuáles son los tres principales problemas de mi objetivo de mercado?»
  • «¿Qué les mantiene despiertos por la noche?»
  • «¿Qué es lo que más necesitan para mejorar sus vidas, trabajo, salud, relaciones, etc.?»

Si realmente te tomas el tiempo para responder a estas preguntas (y haz un listado), tendrás un montón de cosas de las que hablar con tus contactos. Responde a estas preguntas en forma de consejos, estrategias, recursos, incluso compartiendo una nueva perspectiva. Además, recuerda, estamos inundados de información en estos días. La gente apreciará que seas el que difunde en contenidos que se «deben saber».

No son necesarias obras maestras.

A menudo, la gente está paralizada, no escriben porque sienten que deben tener algo original que decir, algo brillante que ofrecer, o algo que cambie vidas, para compartir. ¡Wow! Eso es mucha presión. ¡Y por eso, la gente no escribe nada en absoluto! Así que en primer lugar, date un respiro y date cuenta que no tienes que decir ALGO PERFECTO, o enviar el MENSAJE PERFECTO para tu audiencia, CADA VEZ. No tienes que marcar un gol a a cada vez.

Sólo tienes que darle información a tu audiencia, y que la perciban como valiosa; después, mantenerte en contacto de forma regular, mientras que creas buena voluntad y fomentas las relaciones. Tu objetivo es simplemente mantenerte en contacto y estar siempre presente; y permitir a tus clientes potenciales la oportunidad de conocerte y ver que tienes una solución viable a sus necesidades. Y la mejor manera de hacerlo es mediante comunicaciones periódicas.

No te preocupes por escribir la próxima obra maestra. En lugar de ello, piensa en temas de los que hablar a tus contactos, en temas que puedan beneficiar la vida de tus clientes potenciales y actuales, y permanecer en su mente en todo momento.

Clica aquí si quieres aprender más conmigo. 
>

» Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.