¿Consigues ahorro? ¿O siempre estás seco? – 2 Pasos para conseguir serenidad financiera siendo profesional.

El ahorro imposible

Para la mayoría de los empresarios y profesionales, generar ahorro es un verdadero sufrimiento …
Su vida parece un pozo sin fondo …

Incluso cuando tienen un pico de ingresos o un gran proyecto, al final nunca consiguen ahorrar lo suficiente para prepararse un cómodo futuro …

Para algunos (quizás no para ti), es incluso un poco desesperante: cuanto más se gana, más se gasta

Confiamos que esto mejore cuando ganemos más …
Pero, a menudo, la realidad es aún peor para los que han llegado a ganar mucho.

Porque solo hay una cosa peor que no tener nada.
Es, estar sin nada después de haber tenido mucho

La economía del autónomo

Cuando vives en un ambiente donde la mayoría son asalariados, sueles pensar que puedes vivir como ellos.

Cuando tus familiares se gastan el 100% de su sueldo, piensas que puedes hacer lo mismo con tu renta empresarial.

La diferencia es que, sus ingresos son más estables que los tuyos. No tienen «dientes de sierra» …

La primera responsabilidad de un emprendedor o profesional, es NIVELAR sus ingresos.

Esto significa anular los efectos de los ingresos irregulares, los famosos dientes de sierra.

  • NUNCA ajustes tu estilo de vida a tus ingresos – siempre por debajo.
  • No gastes más aunque ganes más.
  • Ajusta tus gastos mínimos.
  • Reduce la FINANCIACIÓN de los bancos – por muy tentadora que sea (incluidas tarjetas de crédito)

La serenidad de la planificación

O sea, tener la misma serenidad que un empleado, aunque tengas la capacidad de ganar mucho más …

¿Es más fácil decirlo que hacerlo? Espera un poquito que te cuento …

1- El primer paso es crear una zona TAMPON  entre lo que cobras y lo que ganas.

Esta actitud te permite también separar los resultados del negocio y los tuyos, que aunque van ligados no son lo mismo.
No todo el dinero que ingresa el negocio debe ir a tu bolsillo. Es el error fundamental del 90% de los autónomos.
Tu primera prioridad sería de conseguir que tu negocio tuviese un TAMPON de un AÑO como mínimo.

Paga-te una cantidad fija semanalmente o mensualmente, que te permita cubrir gastos.
O sea establece-te un sueldo mínimo y deja el resto en el negocio para construir ese TAMPON.

Así, tu como persona, no cambias la forma de gastar … Y el TAMPON permitirá mantener tu ingreso si algún mes es peor, y crecerá si algún mes se da mejor.

Y si es necesario, mejor reorganiza tu estilo de vida con el fin de gastar un poco menos. Siempre es mejor apretar el cinturón que vivir en constante estrés sin saber si serás capaz de llenar la nevera de la próxima semana …

2- El segundo paso consiste en establecerte un bono o prima.

Porque si tus ganancias son idénticas cada semana o mes, consigas ventas o no. ¿Cual sería el incentivo para partirte el pecho en tu trabajo?
Es muy sencillo: Establece una bonificación en porcentaje.
Por ejemplo: 20%.

 ¿Necesitas un ejemplo?

Imagina que algunos meses, el negocio de Antonio ingresa 1.000 euros, y se paga 1.000 euros.

Si es como el 90% de los empresarios, lo funde todo, y vive en un estrés constante que le impide vivir serenamente y trabajar con efectividad.
Al mes siguiente solo ingresa 500 euros… y ya esta el problema. Estress, sin sabores, discusiones y deudas que van creciendo y que acaban hundiendo el negocio y a Antonio.

Ahora imagina que Antonio decide nivelar sus ingresos, y además pagarse bonos.

De los 1000 euros que ingresa su negocio, se paga 700 euros y deja los 300 para financiar su zona TAMPON permitiendo que el negocio acumulen fondos y le pueda pagarse 700 euros, incluso durante semanas cuando se vende menos … Aunque tenga que hacer sacrificios para reducir sus gastos y ajustarse a los 700 euros, se da cuenta que es el precio que debe pagar para vivir en paz.
¿Te parece esto un gran precio para conseguir algo de serenidad y tranquilidad?.

Después, comprueba como ha ido el negocio durante un periodo (trimestre, año o lo que considere).
Si ha habido beneficios, se paga el 20% y los suma a su ingreso habitual.

  •  Ya no vive en el estrés …
  • Cobra la misma cantidad fija cada semana o mes, y se vuelve capaz de predecir sus gastos y flujo de caja como empleado …
  • Consigue motivación adicional por los bonos que le paga el negocio… SÓLO si ha hecho bastantes ventas …

Y si algo, realmente catastrófico ocurriese a su negocio, tendría 1 AÑO DE INGRESOS de antemano, en una cuenta especial …

1 año en el que todo puede empezar de cero, y durante el cual tendrá los mismos ingresos …

¿No te parece esto un éxito?

Clica aquí si quieres aprender más conmigo. 
>

» Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.